Pervivencia Siona

Pervivencia Siona

Queremos la paz, no el petróleo.

Queremos la paz, no el petróleo.

English Version
 

Firma la carta diciéndole a la empresa británica Amerisury al estado colombiano que respeten el derecho del pueblo Sionade mantener su territorio seguro y libre del petróleo

Firma la carta diciéndole a la empresa británica Amerisur y al estado colombiano que respeten el derecho del pueblo Siona de mantener su territorio seguro y libre del petróleo

Contact Type
Lead Source
No quiero recibir actualizaciones por correo electrónico
Al firmar esta carta acepto la Política de Privacidad.
 

¡Haz oír tu voz!

¡Envía un directo a Amerisur
y al presidente Colombiano Duque
para que respeten los derechos del pueblo Siona!

“Nosotros, el pueblo Siona de Buenavista, siempre hemos habitado las riberas del Río Putumayo. Durante las últimas décadas la violencia del conflicto armado colombiano ha invadido nuestro territorio y nuestras vidas. Las amenazas que enfrentamos motivaron a la corte más alta de Colombia en declarar que nosotros, los Siona, estamos en riesgo de exterminio físico y cultural.

A pesar del riesgo a nuestra existencia, el gobierno colombiano ha licitado el derecho de extraer recursos en lo que nos queda de nuestro territorio a la empresa británica Amerisur. En 2014, cuando llegó Amerisur por primera vez, les dijimos ‘No.’ Hoy, cuando Amerisur sigue intentando entrar en nuestro territorio, les decimos ‘No’ otra vez.”

“Nosotros, el pueblo siona de Buenavista, siempre hemos habitado las riberas del Río Putumayo. Durante las últimas décadas la violencia del conflicto armado colombiano ha invadido nuestro territorio y nuestras vidas. Las amenazas que enfrentamos motivaron a la corte más alta de Colombia en declarar que nosotros, los Siona, estamos en riesgo de exterminio físico y cultural.

A pesar del riesgo a nuestra existencia, el gobierno colombiano ha licitado el derecho de extraer recursos en lo que nos queda de nuestro territorio a la empresa británica Amerisur. En 2014, cuando llegó Amerisur por primera vez, les dijimos ‘No.’ Hoy, cuando Amerisur sigue intentando entrar en nuestro territorio, les decimos ‘No’ otra vez.

Nuestros curacas, nuestros mayores más respetados, toman yagé, también llamado ayahuasca, para comunicar con los espíritus de la selva, llamar a los animales y peces, y para cuidar nuestros territorios y a nuestras familias. Mediante el yagé, nuestros curacas convocan una visión para la salud, el bienestar y la longevidad de nuestro pueblo. Esta visión no incluye los pozos petroleros contaminando nuestros ríos ni las intervenciones militares en nuestro territorio para escudar a la infraestructura y los trabajadores de Amerisur.

Aunque los acuerdos de paz colombianos se firmaron en 2016, la violencia a lo largo del río Putumayo continúa. Las operaciones petroleras de Amerisur están aumentando esa violencia, causando división entre nuestros vecinos y poniendo en grave peligro la vida de nuestros líderes. En lugar de protegernos, el gobierno colombiano nos ha abandonado.

Estamos listos para la paz. Debemos ser capaces de cazar en nuestro territorio sin miedo, beber yagé en la noche sin los sonidos inquietantes de las operaciones petroleras que retumban cerca, y bañarnos en nuestros ríos con la certeza de que están limpios. Estas actividades están vinculadas a nuestra continua existencia como pueblo Siona y están relacionadas con la continua protección de nuestro bosque.

Nuestras demandas están claras:

  1. Que Amerisur renuncie de forma permanente sus intereses petroleros en los territorios del pueblo Siona de Buenavista.
  2. Que el estado colombiano garantice el derecho de los Siona en mantener nuestro territorio libre de las operaciones petroleras y que cumpla inmediatamente con las decisiones de las dos cortes más altas en el país, la propia Corte Constitucional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las cuales obligan la acción urgente e integral para garantizar nuestra pervivencia física y cultural como Siona.

Si’a re’ohuë bain huanare surupa canitoñë – Para toda la buena gente del mundo, muchas gracias y adiós.”

Blogs Relacionados

Share the movement!