La Historia

A partir del desplazamiento masivo causado por la fiebre del caucho y el comercio de esclavos a fines del siglo XIX, la nacionalidad Siona en Ecuador se ha dividido en tres regiones: Aguarico, Cuyabeno y Putumayo, con cada una enfrentando una miríada de amenazas a la supervivencia de sus territorios y culturas. Su población total suma aproximadamente 400 personas dispersas en varias comunidades.

Las comunidades Siona de las regiones de Putumayo, Wisuya y Buenavista, son organizadas, resistentes a las industrias extractivas y firmes en su visión de conservar su territorio y mantener su cultura ancestral. Los últimos Taitas o Chamanes Siona restantes viven en estas comunidades. Sin embargo, durante años, las compañías petroleras en la frontera entre Ecuador y Colombia han utilizado una presión implacable y tácticas engañosas en un esfuerzo por obtener acceso al terreno rico en petróleo de los Siona.

Más al sur, los Siona, a lo largo del Aguarico viven en una extensión territorial de 20,000 hectáreas rodeada de operaciones petroleras, plantaciones de Palma Africana, invasores de tierras y carreteras. Y hacia el este, dentro de una de las selvas con mayor biodiversidad del mundo, los Siona de Cuyabeno perdieron su territorio ancestral debido a la apropiación del gobierno ecuatoriano, y ahora trabajan principalmente como guías, porteadores y cocineros en una industria turística perteneciente a extranjeros. Esta afluencia de turismo, al tiempo que proporciona ingresos a los Siona locales, ha precipitado una súbita pérdida cultural, incluida la pérdida del idioma Siona entre los más jóvenes.

El Futuro

El equipo Siona de la Alianza Ceibo ha instalado sistemas de recolección de aguas de lluvia para cada familia Siona en Ecuador, garantizando agua potable limpia y segura durante décadas. Para fortalecer la autonomía de las comunidades remotas de Siona fuera de la red, Ceibo les proporcionará sistemas de energía solar en los próximos años.

Ceibo también está alentando a los miembros de las comunidades de las tres regiones dispares a participar y apoyar acciones de defensa territorial en las tierras ancestrales del pueblo Siona, fomentando un esfuerzo colectivo, contribuyendo a un creciente sentido de unidad y haciendo importantes avances legales hacia la autonomía y la defensa territorial. En las tres regiones, Ceibo está involucrando a las comunidades en sus esfuerzos para revivir y fortalecer aspectos integrales de la identidad cultural Siona.

El Equipo Siona está apoyando la construcción de casas ceremoniales para el consumo de yagé, la facilitación de talleres de intercambio cultural dirigidos por mujeres mayores de Siona, el cultivo y la recuperación de las plantas sagradas de yoco y yagé que hoy son bastante escasas en la naturaleza para el consumo frecuente y el lanzamiento de microempresas dirigidas por mujeres que promueven la autosuficiencia económica y el liderazgo femenino.

¡Comparte el movimiento!