La Situación

La Amazonía Ecuatoriana, uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta, se ha transformado en uno de los frentes de deforestación más activos del Amazonas y es el epicentro de una de las operaciones petroleras más perjudiciales para el medio ambiente de todos los tiempos.

Durante los últimos cincuenta años, los pueblos indígenas y sus territorios han visto cómo los ríos y humedales de sus comunidades son envenenados al igual que los bosques, sin tener ningún tipo de información relacionada con las causas y consecuencias de esta contaminación.

“A pesar de que observamos una serie de derrames de petróleo y filtraciones de tuberías de aguas residuales mal instaladas, que amenazan directamente la vida y la salud de nuestras comunidades; la industria petrolera y el gobierno ecuatoriano aún nos ocultan los hechos, por eso debemos recopilar nuestra propia información para defendernos.”

- Hernán Payaguaje, Miembro Secoya.

La Visión

Diseñado para proporcionar herramientas tangibles e información clave a las comunidades Kofán, Siona, Secoya y Waorani más vulnerables frente a esta grave contaminación, deforestación y degradación de la tierra, el Programa de Monitoreo Ambiental mide los impactos ambientales y mitiga su daño a los territorios y familias indígenas

Estamos capacitando a las comunidades indígenas para obtener información vital y generar un conjunto de pruebas que cada nacionalidad puede utilizar para abogar por una mayor protección territorial.

Explorar nuestro trabajo en el campo

Muchas de las comunidades indígenas situadas dentro de los bloques petroleros saben que sus aguas están contaminadas. Por esta misma razón, Amazon Frontlines instaló cientos de sistemas de filtración de agua en la Amazonía ecuatoriana, proporcionando agua potable a las comunidades. Pero hay otras fuentes de exposición directa a los contaminantes de las actividades petroleras, mineras y agrícolas y, en respuesta, hemos iniciado proyectos de monitoreo ambiental capacitando a las comunidades para medir los niveles de metales pesados, pesticidas e hidrocarburos en el agua, el suelo y los peces dentro o cerca a sus tierras. Trabajamos con laboratorios internacionales e independientes para proporcionar información clave sobre los niveles de contaminación y los riesgos para la salud de las comunidades, y trabajamos con las comunidades para mitigar los riesgos para su salud y medios de sustento.

Los territorios indígenas de la Amazonía ecuatoriana están continuamente amenazados por la tala, minería, la caza furtiva y las prácticas de pesca ilegales que destruyen las poblaciones de peces y envenenan los ríos. Al desarrollar proyectos que utilizan imágenes satelitales, cámaras trampa, drones y herramientas de mapeo comunitario para monitorear la invasión terrestre, nuestro trabajo permite la canalización crítica de información confiable y corroborada en los procesos de toma de decisiones de la comunidad, fortaleciendo el conocimiento, la conciencia y la valentía de la comunidad. Las estrategias para garantizar una mayor protección de las tierras indígenas incluyen acciones directas contra los invasores, operaciones legales, activismo público y campañas en los medios.

¡Comparte el movimiento!