Estamos apoyando las luchas de los guardianes indígenas en un esfuerzo por proteger más de 5 millones de acres de sus bosques ancestrales.

Área silvestre. Selva primaria. Tesoro de biodiversidad. Sumidero de carbono. Parque Nacional. Concesión petrolera. Estas son frases utilizadas por periodistas, científicos, activistas, compañías petroleras y gobiernos para describir el territorio ancestral de los pueblos Kofán, Secoya, Siona y Waorani del norte de la Amazonía ecuatoriana.

Para los pueblos indígenas, este territorio es su hogar.

En la selva amazónica, el territorio indígena proporciona alimentos, medicinas y refugio; alberga relatos e historia; y conforma la base de la cosmovisión, espiritualidad y educación indígenas. La supervivencia física y cultural de los pueblos indígenas depende de que sus territorios permanezcan sanos y bien protegidos.

Creemos que los pueblos indígenas tienen derecho a proteger sus hogares dentro de la selva de todas y cada una de las amenazas externas (ya sea del petróleo, la tala, la agricultura industrial, la construcción de carreteras o la colonización). Estamos comprometidos a apoyar la lucha de los pueblos indígenas en el Amazonas para vivir en bienestar dentro de sus territorios selváticos.

¡Comparte el movimiento!