La Situación

Por más de medio siglo, los pueblos indígenas del norte del Amazonas ecuatoriano han habitado río abajo de los campos petroleros más grandes de Ecuador. Con los ríos y arroyos contaminados, las familias fueron obligadas a utilizar estas aguas poco seguras para beber y asearse, o movilizarse largas distancias para hallar agua limpia de manantiales.

La Visión

Juntos, estamos construyendo sistemas de recolección de agua de lluvia para cada familia Kofán, Siona, Secoya y Waorani en la Amazonía ecuatoriana afectada por operaciones petroleras. Los miembros de la comunidad están capacitados para controlar todos los aspectos de la implementación del proyecto, desde la instalación de los sistemas hasta la coordinación del proyecto y el mantenimiento de los mismos, lo que garantiza que los sistemas de captación de agua de lluvia perdurarán en los próximos años, brindando a las familias acceso a agua potable, limpia y segura.

+ 6182Personas Beneficiadas

1164Sistemas Instalados

78Comunidades

Estos sistemas que proveerán agua potable a las familias son resultado de nuestro esfuerzo y trabajo duro. Nosotros construimos estos sistemas. Nosotros los cuidaremos. Juntos podemos mejorar la calidad de vida de nuestras propias comunidades.

- Emergildo Criollo, líder Kofán.

La Tecnología

El agua de lluvia se recolecta de las canaletas ubicadas en los techos de las casas, y el flujo se desvía hacia un primer tanque donde el agua pasa a través de un filtro de ‘bioarena’ especialmente diseñado. El agua pasa a través de cuatro capas de filtración:

  1. una capa biológicamente activa en la superficie,
  2. una capa de arena fina,
  3. una capa de cuarzo triturado y, por último,
  4. una capa de grava gruesa

La capa superior biológicamente activa (llamada «Schmutzdecke»), contiene microorganismos que eliminan bacterias, atrapan contaminantes y descomponen otros materiales orgánicos presentes. Las siguientes dos capas trabajan juntas para crear un complejo laberinto de granos de arena en el que los microbios quedan atrapados y mueren. También atrapan contaminantes como los metales tóxicos y restos del petróleo, que se adhieren a la arena a medida que fluyen en un proceso llamado adsorción. Finalmente, la capa de grava sirve como soporte para las capas de arena y cuarzo para que nada salga del tanque a medida que el agua limpia fluye hacia un segundo tanque de almacenamiento antibacteriano grande. Al abrir el grifo del tanque de almacenamiento se observa el abundante flujo de agua cristalina, limpia y segura.

Evaluación del Sistema de Recolección de Agua de Lluvia ‘ClearWater’

En el año 2018, Amazon Frontlines y la Alianza Ceibo realizaron una evaluación de la calidad del agua, que incluyó observaciones de los usuarios, en una muestra representativa del Sistema de captación de agua ‘ClearWater’

¡Comparte el movimiento!