Apoyamos las luchas de las familias indígenas para garantizar el acceso al agua potable y energías renovables.

Por más de medio siglo, los pueblos Cofán, Siona, Secoya y Waoranis del Amazonas han habitado río abajo de los campos petroleros más grandes de Ecuador, los cuales han contaminado sus ríos y arroyos, y gravemente impactado en su salud, mientras que la industria petrolera se enriquece y provee combustible para los automóviles de las sociedades modernas.

Nosotros reconocemos la injusticia de esta situación, por tanto, nuestro equipo compuesto de personalidades internacionales que crecieron en las ciudades de la civilización occidental, estamos comprometidos a reinventar cómo podemos honesta, real y efectivamente apoyar las luchas indígenas en el mundo globalizado del siglo XXI.

Nuestro enfoque con «Construyendo Soluciones» no se trata de soluciones tecnológicas rápidas, ni de la ingenua creencia en el poder de las «buenas intenciones» para resolver una profunda crisis humana, de salud, social y ambiental, sino más bien, de trabajar codo a codo con pueblos indígenas que luchan por asegurar las necesidades básicas de la vida en un bosque amenazado por la frontera industrial.

¡Comparte el movimiento!