En nuestras comunidades, los compañeros siempre están con la medicina tradicional, que, al parecer, está dando resultado favorables, sin olvidarnos que también es importante cuidarnos de salir de casa. También hemos restringido los juegos y las visitas a las familias que tienen síntomas. Hemos mantenido nuestro propio protocolo” – Justino Piaguage, presidente de la Nacionalidad.

 

10 de Julio de 2020.- Desde la difusión de las primeras alertas respecto a las sospechas de propagación del virus en nuestro territorio y sobre cómo esto pone en riesgo directo a nuestra pervivencia como Nacionalidad, la única variación del accionar del Estado en nuestro territorio han sido los constantes ofrecimientos que hasta la fecha no se han cumplido, y la labor de los trabajadores públicos de salud que se da en medio de la precariedad misma del sistema nacional de salud.

En estos tres meses que ha durado la declaratoria de emergencia, hemos pedido de manera insistente y en diversos formatos (escritos, ruedas de prensa, denuncias públicas) a los gobiernos autónomos descentralizados cantonales de Cuyabeno, Shushufindi y provincial de Sucumbíos que transparenten cómo se invertirán los fondos transferidos por la Circunscripción Territorial Amazónica. Sin embargo, nuestros pedidos han sido omitidos y sus ofrecimientos se han incumplido, como veremos en la tabla que incluimos al final de este comunicado (página 3 y 4).

Ni el acceso a pruebas para diagnosticar el covid-19, ni a raciones alimenticias continuas e idóneas culturalmente para mantener un aislamiento digno han llegado a nuestro territorio. En un país Plurinacional, las autoridades, con sus decisiones, demuestran que la interculturalidad para ellas es prescindible. No se consideran las particularidades de los Pueblos y las Nacionalidades y se quieren imponer aislamientos fuera de nuestro territorio y lejos de nuestros promotores médicos comunitarios, por tanto, de nuestra medicina ancestral. Además, si bien es cierto, las pruebas las han aplicado enfermeras públicas, durante el testeo se evidenció poca organización, una capacidad limitada de aplicar las pruebas de confirmación PCR que complementen las pruebas de tamizaje rápido y ausencia de médicos.

Lo que nos ha permitido subsistir ha sido nuestra autogestión, nuestra medicina ancestral y la acción de las organizaciones aliadas, que han apoyado tanto en la obtención de pruebas rápidas y PCR como en la adquisición de alimentos adecuados (carne, pescado), reduciendo el uso de enlatados y de otros que en lugar de nutrirnos podrían generar más enfermedades. Asimismo, esta gestión nos permitió adquirir un tanque de oxígeno que lo entregamos con profunda solidaridad a una comunidad Siona de Cuyabeno, cuya proximidad a hospitales es distante y, de nuestra experiencia, hemos entendido que salir a la ciudad supone un riesgo y un padecimiento adicional tanto en lo físico como en lo psicológico.

En este largo y difícil camino, en el que hemos perdido a tres importantes Siekopai y con una relación más fortalecida con nuestra medicina ancestral, nuestros abuelos han decidido compartir con varias comunidades hermanas kichwas amazónicas y de la Sierra, Shuar, A’i Cofán y Siona de Cuyabeno la medicina que nos ha permitido subsistir y, en otros casos, sanar. Seguimos la recomendación de nuestros abuelos de no temerle a este virus, conocerlo y entenderlo como la mejor defensa para organizarnos en los territorios y responder con sabiduría a este nuevo desafío de pervivencia de los pueblos. Mantenemos acciones de autocuidado y medidas de bioseguridad colectivas y familiares, con pertinencia cultural y procesos de monitoreo (registro de casos probables) que permitan realizar micro contención en las comunidades y territorios indígenas.

Estamos organizados en un COE Comunitario Siekopai, y, de manera autónoma, nos encontramos gestionando y aplicando pruebas en todas nuestras comunidades para detectar cuánto se ha propagado el covid-19, quiénes ya lo superaron, y continuamos tratando a nuestras familias con la medicina ancestral, que, sobre todo, traemos desde nuestro territorio ancestral, Pë’këya, territorio que sigue sin ser formalizado por parte del Ministerio del Ambiente, entidad que desde el 2017 tiene en sus manos la petición de adjudicación sin dar respuesta alguna, vulnerando una vez más nuestros derechos territoriales y arriesgando nuestra pervivencia.

En estas últimas semanas, el virus sigue extendiéndose por nuestras comunidades. Hasta la fecha, el gobierno central y los distritos de salud no cumplen con la obligación mínima de fortalecer el sistema de salud pública con dotación suficiente de los subcentros de salud para la atención a los casos críticos en los territorios de pueblos indígenas, así como las garantías de traslado, sostenimiento y atención culturalmente adecuada de pacientes.

No se ha asegurado la atención humanitaria mínima vital para las familias indígenas que no cuentan con sustento o garantías de trabajo, que les permita mantener el aislamiento y evitar el aumento de contagios. Tampoco se ha garantizado el apoyo a las iniciativas de control, atención y monitoreo comunitario por parte de las Organizaciones y Comunidades indígenas como una estrategia para realizar una efectiva contingencia en las áreas rurales, y no se ha concertado y coordinado con la dirigencia de nuestra Nacionalidad un plan integral y culturalmente pertinente de manejo de la pandemia.

Frente a todo lo anterior, exigimos a las instituciones cumplir con sus compromisos detallados a continuación. Pese a que hemos sobrellevado esta crisis con nuestras propias medidas, el riesgo de exterminio no ha terminado y es obligación del Estado guardar especial cuidado con pueblos diezmados en su población, tal como ocurre con la Nación Siekopai. Le recordamos una vez más a las autoridades del ejecutivo y a los Gobiernos Autónomos que la toma de decisiones oportunas y pertinentes sólo es posible en concertación con los Pueblos Indígenas, todo aquello que se haga sin ese criterio resulta ineficaz e incluso puede generar daño.

Contactos: Justino Piaguage, presidente de la Nacionalidad +593 96 007 6746

ANEXO:

Ofrecimientos realizados por parte del Estado ecuatoriano a la Nacionalidad Siekopai

Fecha de acercamiento

Autoridades

Grado de cumplimiento

16 al 26 de abril

Gobierno Cantonal de Shushufindi

Se entregaron kits de alimentos una sola vez que no cubrieron a toda la población siekopai.

05/05/2020

Gobierno Parroquial de San Roque

Se realizó una única entrega de alimentos que no cubrió a no todas las familias siekopai.

13/05/2020

MIES

Se realizó una única entrega que no cubrió a la totalidad de familias.

02/05/2020

09/06/2020

Vicealcalde de Shushufindi ofreció 150 pruebas PCR

No se ha cumplido.

Segunda semana de junio

Los Municipios de Shushufindi y Cuyabeno se comprometieron a realizar visitas médicas y garantizar la subsistencia alimenticia de familias con sintomatología asociada al covid-19

No se ha cumplido.

Entre le segunda y tercera semana de abril (sin coordinación con dirigentes)

05/04/2020 (coordinada con nuestras autoridades)

COE provincial de Sucumbíos

Entregó dos veces kits de alimentos que no han cubierto a toda la nacionalidad, una de ellas atendiendo el pedido realizado por nuestras autoridades propias y otra sin concertación. Ambas entregas incluyeron alimentos culturalmente poco pertinentes.

De la entrega coordinada con nuestras autoridades sí se cubrió a la totalidad de las familias.

De la entrega realizada sin coordinación desconocemos sí cubrió a la totalidad de las familias.

06/06/2020

En reunión con Alex Hurtado, presidente del Consejo de Planificación y Desarrollo de la Circunscripción Territorial y Especial Amazónica de Amazonía, la institución se comprometió a la compra de implementos de salud para subcentros de salud cercanos a las comunidades.

No se ha cumplido.

08/06/2020

La Secretaría de DDHH acordó dar seguimiento para que nacionalidad sea involucrada en los COE

No se ha cumplido.

17 al 19 de junio de 2020

MSP de Shushufindi

Se ofrecieron a tomar pruebas rápidas (adquiridas por las organizaciones aliadas) durante tres días. Adicionalmente, se comprometieron a aplicar pruebas PCR a las personas con resultados positivos en pruebas rápidas.

No se siguió con la planificación establecida por el MSP, incumplimiento las expectativas y los compromisos alcanzados en la reunión del COE COMUNITARIO SIEKOPAI.

Share the movement!