El 15 de junio de 2020, la Organización Waorani del Ecuador (NAWE) alertó, a través de un oficio dirigido a las autoridades nacionales, sobre la posible propagación del covid-19 en varias comunidades Waorani, tales como Boanamo, Omere, Cononaco Chico, Omakaweno, Gemeneweno, Ñoneno y Bameno. Particularmente, preocupa el posible brote en Bameno, pues esta comunidad se encuentra localizada en la Zona Intangible Tagaeri Taromenane (ZITT).

Las dinámicas de movilidad de la Nacionalidad Waorani y la territorialidad compartida entre su población y los pueblos indígenas en aislamiento voluntario obligan al Estado ecuatoriano a tomar de forma urgente las medidas necesarias que garanticen la aplicación inmediata de pruebas PCR en las comunidades waorani señaladas. El diagnóstico oportuno posibilitará la contención del covid-19, el establecimiento de un cerco epidemiológico y la adopción de medidas humanitarias culturalmente apropiadas para un aislamiento y una consecuente subsistencia digna.

Como organizaciones firmantes, le recordamos al Estado que es su obligación asegurar el acceso universal, integral e intercultural a la salud. Por tanto, es su responsabilidad dialogar con esta Nacionalidad sobre las medidas a adoptarse. Es urgente dotar a los centros de salud cercanos a las comunidades waorani de los implementos necesarios para proveer servicios de salud adecuados.

Estos puestos de salud deben contar tanto con equipamiento de bioseguridad, termómetros, oxímetros de pulso, oxígeno y medicamentos relacionados para la atención de cuadros respiratorios como con promotores de salud Waorani, para facilitar la comunicación y la interacción comunitaria en idioma Wao Terero. Al mismo tiempo, enfatizamos que la mejor protección frente al covid-19 para los Pueblos indígenas en aislamiento voluntario es el respeto a su libre autodeterminación de mantenerse aislados de la sociedad envolvente.

Por otro lado, preocupa que, de acuerdo al último documento remitido por la Nacionalidad Waorani, todavía sus instancias de gobernanza no han sido involucradas en ningún COE cantonal ni provincial de manera formal, a pesar de que esta debería ser una de las garantías de un Estado Plurinacional. Más aún, en la situación actual, en la que se ha evidenciado el riesgo de exterminio al que tanto la población Waorani como los pueblos en aislamiento voluntario están expuestos.

En este sentido, instamos al Estado ecuatoriano a prestar especial atención a esta nueva alerta y tomar medidas urgentes de forma participativa y concertada con los representantes y líderes de la nacionalidad Waorani, entendiendo el riesgo inminente de contagio y exterminio si el covid-19 no se logra contener en esta zona. Asimismo, exhortamos a prohibir el ingreso a terceros a esta zona y que se asegure la intangibilidad de la ZITT.

De igual forma, hacemos un llamado a que se garantice la vida digna, la salud, la integridad física, el derecho al consentimiento previo, libre e informado y la autodeterminación de los Pueblos Indígenas sobre las actividades extractivas en sus territorios.

Share the movement!